Diciembre 2018
L M X J V S D
26 27 28 29 30 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31 1 2 3 4 5 6

Mas Información

  • Actividad Comercial

siguenos en facebooksiguenos en Youtube
siguenos en Google+siguenos en Twitter

 

 

Enlaces

Otros enlaces:

Noticias

Cordero de la Alcarria y Guadanorte ya están en las carnicerías

 

 

Marca Colectiva Cordero de La Alcarria  (CORAL)

Los ganaderos, mataderos y carnicerías inscritos dentro de la marca colectiva Cordero de la Alcarria han sido sometidos previamente a un riguroso control por parte de una entidad externa, que en este caso es  la certificadora Sohiscert (SHC), que certifica todo el proceso.

Bajo la marca CORAL se van a comercializar dos productos: Lechal de la Alcarria (animales con menos de 35 días y alimentados exclusivamente con leche materna) y Cordero de La Alcarria (animales con 60-90 días sometidos a un programa de control de alimentación). 

El Matadero certificado en la provincia de Guadalajara que nos proporciona Cordero de La Alcarria es el de Atienza y entre los ganaderos acogidos a la marca figura un joven socio de APAG, Ataulfo Gamo. En 2014 todos los mataderos de la provincia autorizados podrán entrar en la marca si lo desean.

En los Puntos de venta se podrá reconocer el cordero de la alcarria ya que dispone de las vitolas (etiquetas) resistentes al horneado en las cuatro extremidades, muestra de garantía de que ese cordero pertenece a la Marca, y que por tanto, ha sido sometido a los rigurosos controles establecidos en cuanto a calidad y requisitos de engrasamiento, peso y conformación.

Etiquetado Facultativo GUADANORTE

La carne de vacuno con etiquetado facultativo Guadanorte, cumple un pliego de condiciones que es certificado igualmente por una empresa externa, en este caso la certificadora Calicer, la cual mediante inspecciones periódicas en las explotaciones ganaderas autentifica que se cumplen los requisitos y obligaciones recogidos en dicho pliego en cuanto a alimentación de los animales, movimientos y sacrificio (que debe ser entre los 8 y los 24 meses).

Además de al ganadero los controles alcanzan a mataderos y puntos de venta, por lo que ambos operadores deben llevar un sistema de registro de información de los animales sacrificados y comercializados bajo el distintivo de calidad GUADANORTE, garantizándose en todo momento una exigente trazabilidad.