Diciembre 2019
L M X J V S D
25 26 27 28 29 30 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31 1 2 3 4 5

Mas Información

  • Actividad Comercial

siguenos en facebooksiguenos en Youtubesiguenos en Twitter

 

 

Enlaces

Otros enlaces:

Noticias

El Barça se llevó el derbi de la Liga Fertiberia

 

Unos 5000 espectadores se dieron cita en el Pabellón Multiusos de Aguas Vivas, de Guadalajara para asistir al último partido de la temporada regular de la Liga Fertiberia., de Fútbol Indoor entre veteranos del Real Madrid y del F.C. Barcelona.

Esta vez además el partido tuvo una doble motivación, ya que  la recaudación obtenida se destinó íntegramente para la ONG Proyecto Hombre Guadalajara.

APAG-Coagral, como distribuidor de Fertiberia en Guadalajara, colaboró en este importante evento con la entrega de trofeos y regalos para los equipos. Ya que antes del derbi se jugaron varios triangulares entre equipos amateurs y equipos infantiles.

El resultado del encuentro fue REAL MADRID CF 9 - 12 FC BARCELONA y la crónica del partido es la siguiente:

El Barça se llevó los puntos del feudo blanco en un partido electrizante en el que estuvo a remolque 53 minutos; pero que supo finiquitar en el momento preciso gracias a su pegada y a una gran posesión de balón que ahogó al Real Madrid en el tramo decisivo. Los blancos toparon con un muro llamado Felip; un muro infranqueable que se llevó varias ovaciones del respetable merced a sus felinas intervenciones.

El choque comenzó con el conjunto madridista a tumba abierta, practicando el disparo desde cualquier lugar. Así, a los 30 segundos Fernando Sanz se plantaba sólo por la derecha y batía a Felip, protagonista del siguiente lance del partido; un paradón inconmensurable a no menos encomiable trallazo de Ramis en la ejecución de una falta.

El conjunto blaugrana se aplicó pronto al disparo fácil y al juego electrizante imperante en esa fase, y se metió de lleno en el partido gracias al gol de Óscar Arpón. A cañonazo limpio, el Barça tuvo la oportunidad de ponerse por delante en una contra de Ramón De Quintana, que finalmente se fue al garete. Quién no perdonó a los 11 minutos fue Amavisca, que metió el segundo y colaboró activamente en el 3-1, que anotó Alfonso dos minutos después.

En pleno huracán madridista el autor del 4-1 fue el mismo; Alfonso. Felip trabajaba a destajo en esa coyuntura de partido, incluyendo otra parada impresionante en otra falta al estilo Ramis, rompiéndola. La lesión de Velasco pareció frenar el ritmo de partido a los 20 minutos, y Ezquerro y Arpón anotaron sendos tantos para devolver momentáneamente la sensación de igualdad.

Amavisca trató de mitigarla con un rápido tanto, pero allí estaba el héroe culé de la primera mitad, Felip, que no sólo paró casi todo sino que también anotó un tanto desde su marco. En el minuto 28 nueva respuesta rápida de los blancos; ésta vez el tanto fue de Fernando Sanz, y sirvió para cerrar el marcador en lo que a la primera parte se refiere. 6-4, el Madrid por delante pero el Barça enganchado al partido.

La segunda parte comenzó a ritmo tranquilo con el Madrid ralentizando el juego, y con Contreras volando de palo a palo hasta tres veces en lo que comenzó a ser un asedio blaugrana.

El tanto de Alfonso dio tres tantos de ventaja al conjunto blanco; pero poco tardó el Barça en ponerse manos a la obra. De Quintana recortó acto seguido las diferencias, que Alfonso se empeñó en estirar de nuevo ,8-5 y aún 20 minutos por jugarse. Gabri avisó antes de marcar con una vaselina que impactó en el larguero. Tras su tanto llegaron los de Ezquerro y Albert Tomás para devolver las tablas al electrónico ante un Madrid atónito.

Amavisca tiró de la raza que le caracteriza para poner de nuevo en ventaja a los suyos, pero ya no había quién parara el vendaval culé. A base de muchos pases el Barça campó a sus anchas en el tramo final, fruto de lo cual llegaron los tantos de Gabri, Arpón y De Quintana por partida doble, todos ellos en un breve período de 7 minutos. El Barça, antes de afrontar su choque de cuartos de final ante el Sporting, asaltó el fortín blanco en el último partido de la temporada regular de la Liga Fertiberia.